Este Barça todavía tiene mucho crédito

Dos empates consecutivos, ambos cedidos después de ir con ventaja, han encendido la alarma entre la afición, que no entre los técnicos ni jugadores del FC Barcelona. Y hasta cierto punto es normal dado que la hinchada ha vivido tres años espectaculares: ha disfrutado de un juego de muchos quilates y ha celebrado títulos. Muchos títulos (doce en quince competiciones).

Es lógico que cuando el rendimiento decrece aparezcan dudas entre los que están afuera. Nadie quiere que se baje el listón. Se espera siempre más y más. Victorias, goles, títulos… Pero desde el club el mensaje es inequívoco: no pasa nada. Solo se han empatado dos partidos. Se seguirá trabajando en la misma línea. No queda otra.

La intranquilidad que haya podido llegar a la grada no se percibe en el vestuario. Los profesionales están tranquilos. Saben que los resultados llegarán. Nadie habla de relajación ni indigestión de elogios. Todo lo contrario. Hay ganas de seguir peleando, de seguir de pie y dar guerra. El hambre de títulos no se advierte ni divisa en ningún lugar ni en ningún componente de la plantilla.

Las declaraciones de todos los jugadores han ido en esta dirección. Calma. Paz. Tiempo para volver a poner la máquina en marcha y tiempo para que alcance la esperada velocidad de crucero. Es lo mínimo que se le puede dar a este grupo, que después de tres años en lo más alto, merece todo el crédito del mundo. Un equipo que ha ganado el 80% de los títulos que ha disputado es siempre una garantía. Es solvente. Ni el trabajo (bien hecho) de los tres últimos años ni los premios alcanzados pueden caer en el saco del olvido en dos partidos.

Además, los números se encargan de demostrar que los tres anteriores arranques del equipo del técnico de Santpedor no están tan lejos del cuarto.
Lo mejor de los primeros seis partidos de esta temporada está el capítulo goleador (16 tantos, es el más elevado de los tres anteriores) y en la ausencia de derrotas (cero). Lo menos positivo estaría en el número de victorias (3, el más bajo junto al primer año) y el número de goles concedidos (16, el más elevado de todas las temporadas).

En cualquier caso, lo que le está sucediendo al Barça en estos momentos no es nada anormal ni nada por lo que preocuparse más de la cuenta. Sucedió en pasadas temporadas (Numancia o Hércules, por ejemplo) y el equipo siempre supo levantarse para llegar airoso a la línea de meta. Este Barça merece la confianza de toda su gente. Se la ha ganado.

David Salinas, Sport

http://www.sport.es/es/noticias/barca/20110915/este-barca-todavia-tiene-mucho-credito/1150284.shtml

About Marc Leprêtre

Marc Leprêtre is researcher in sociolinguistics, history and political science. Born in Etterbeek (Belgium), he lives in Barcelona (Spain) since 1982. He holds a PhD in History and a BA in Sociolinguistics. He is currently head of studies and prospective at the Centre for Contemporary Affairs (Government of Catalonia). Devoted Springsteen and Barça fan…
This entry was posted in Soccer. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s