La muerte de Gadafi abre una nueva era en Libia

Muamar el Gadafi ha muerto esta mañana en Sirte poco después de haber sido herido por un ataque aéreo de la OTAN. El portavoz del Consejo Nacional de Transición (CNT), el órgano que gobierna Libia, y Al Ahrar, una televisión que les es afín, lo han anunciado a lo largo del día. “Hemos estado esperando este momento durante mucho tiempo. Muamar el Gadafi ha muerto”, ha dicho en una conferencia de prensa en Trípoli el primer ministro del Gobierno provisional libio, Mahmud Jibril.

Hasta ahora ninguna fuente independiente ni tampoco la OTAN o el Departamento de Estado de Estado de Estados Unidos han confirmado la noticia. La cadena de televisión Al Yazira ha emitido un vídeo en el que se muestra su supuesto cadáver con sangre en la cabeza, los ojos entreabiertos y en medio de una escena caótica. También se han difundido fotografías del lugar donde fue encontrado con un hilo de vida. Si se confirma su muerte, la revolución libia será la primera que concluye con el fallecimiento del máximo líder del país.

Gadafi, de 69 años, habría sido herido en la cabeza y en una pierna no por los antiguos rebeldes libios, hoy en día en el poder, sino por aviones franceses o británicos durante un ataque aéreo de la OTAN, con el que iba a desplazarse. Es posible que quisiera huir de la ciudad mezclándose con los civiles.

El primero en anunciar su muerte fue Mohamed Leith miembro del CNT. Antes, otros antiguos responsables delos rebeldes indicaron que estaba gravemente herido, pero respiraba. De hecho pidió con un soplo de voz que no abriesen fuego a los milicianos que le descubrieron en la cuneta.

Más tarde el portavoz del CNT, Abdel Hafez Ghoga, declaró: “Anunciamos al mundo que Gadafi ha muerto entre las manos de los revolucionarios”. “Es un momento histórico, es el fin dela tiranía y de la dictadura”, añadió. El bando rebelde tiene mantiene en su poder el cadáver del dictador en un lugar desconocido. Preguntado sobre qué se haría con el cadáver, Jibril ha declarado: “No tiene relevancia, en la medida en la que ha desaparecido”.

La muerte de Gadafi ha coincidido con la caída de Sirte, su ciudad natal y el último bastión de la resistencia a las fuerzas del CNT. Durante la toma de esa ciudad de 75.000 habitantes, situada a 373 kilómetros al este de Trípoli, habrían sido además detenidos Moatasim, un hijo de Gadafi, así como el jefe de la seguridad interior, Mansour Daou, y algunos jerarcas más del antiguo régimen.

Un periodista de Reuters afirma haber visto un vídeo en el que se ve, tumbado en una cama, con barba y la camiseta llena de sangre a Moatasim Gadafi. Estaba malherido pero vivo, informa Reuters, en el momento en que se grabó el vídeo.

El asalto a los últimos barrios occidentales de Sirte duró, esta madrugada, apenas 90 minutos, según fuentes periodísticas. Cuando acabó Mahmud Jibril, el jefe ejecutivo del CNT, dio por prácticamente seguro que Gadafi no se encontraba en la ciudad que le vió nacer. Se preguntó públicamente si iba a intentar “seguir desestabilizando a Libia desde dentro o si proclamaría un Estado separatista en el sur” con la ayuda de sus amigos los tuaregs.

El cerco de Sirte ha durado más de un mes, ha provocado cientos de muertos y ha arrasado una ciudad en cuyo centro no queda un edificio en pie. Corrió a cargo de unos 9.000 milicianos que disponían de unos 1.500 vehículos equipados con ametralladoras y cañones sin retroceso.

La OTAN confirma haber disparado contra objetivos gadafistas en Sirte

Enfrente tenían a los más leales a Gadafi como los restos de la brigada de élite Khamis, algunos exresponsables del aparato de seguridad y un puñado de mercenarios. Todos estaban convencidos de que si caían en manos de sus enemigos serían degollados.De ahí su feroz resistencia.

Aunque estaban desplegadas por toda la ciudad las fuerzas fieles a Gadafi estaban más bien concentradas en los barrios del Oeste porque su población, en parte procedente de Beni Walid, les era más favorable. Las milicias del CNT empezaron su asalto en septiembre por el oeste y no pudieron avanzar un ápice hasta que optaron por otro ángulo de ataque.

Estas dos razones explican, en buena medida, la tardanza en tomar Sirte. Con su conquista los que se sublevaron en Bengasi hace ocho meses, controlan ahora toda la Libia útil aunque es probable que se les escape aún alguna pequeña porción de desierto.

Ignacio Cembrero, El Pais

http://internacional.elpais.com/internacional/2011/10/20/actualidad/1319104472_834719.html

About Marc Leprêtre

Marc Leprêtre is researcher in sociolinguistics, history and political science. Born in Etterbeek (Belgium), he lives in Barcelona (Spain) since 1982. He holds a PhD in History and a BA in Sociolinguistics. He is currently head of studies and prospective at the Centre for Contemporary Affairs (Government of Catalonia). Devoted Springsteen and Barça fan…
This entry was posted in News and politics. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s