Loquillo: “Ahora veremos quién ha hecho los deberes y puede mantener el tipo “

Está lanzado. Haber cumplido los 51 le ha dado aún más fuerza de la exhibida habitualmente, y como prueba de ello están sus planes: “Tengo la gira por teatros que comienzo ahora, el próximo disco de Loquillo en solitario ya está listo, pero antes tengo otro proyecto coral que aún no puedo desvelar y que grabaré en marzo”. Loquillo en estado puro. Aún está caliente Su nombre era el de todas las mujeres, disco sobre poemas de Luis Alberto de Cuenca, y ya vive en el pasado mañana. Hablando del futuro, Loquillo evoca el pasado y se ríe de los retornos: “Las bandas se reúnen porque sus miembros no se comen una rosca en solitario, no busquemos más razones”. Si le preguntas por los Trogloditas la respuesta es rápida: “No volverán, son un buen recuerdo, no hay que mancillarlo”; tan rápido como si se le pregunta por Sabino: “Volveremos a trabajar juntos, pero no será con los Trogloditas, sino con músicos jóvenes”. Loquillo no descansa.

Siempre ha sido así, pero ahora aún más: Loquillo es artista a jornada completa. Y no se agota. Sus días tienen pauta. “Me levanto a las 7.00, corro un rato, llevo al crío al colegio. Luego dedico una hora a escribir, otra a preparar canciones, otra a memorizarlas y después ya estoy listo para dar por culo a mi abogado, a la discográfica, a mi mánager….”.

Mejor no estar al otro lado del teléfono, Loquillo es de los que insisten. Eso explica una carrera tan longeva que ahora recibe premios como el de mejor artista nacional del año según Rolling Stone. ¿Homenajes a un viejo? “No, no lo veo así. Me preocuparía haber recibido un premio de la SGAE, o que me lo hubiesen concedido por consenso mis colegas de profesión”. Hablando de ellos aunque sin citar nombres, Loquillo piensa que ahora que el dinero público se ha ido, es la hora de la verdad. “Es el momento, veremos quién ha hecho los deberes y puede mantener el tipo, ha llegado el instante en el que todos seremos puestos en el lugar que nos corresponde por el mercado. Yo no temo la crisis, yo llevo toda mi vida peleando”, manifiesta con un orgullo que parece tan de barrio como él mismo.

Estos días, Loquillo comienza su gira por teatros para presentar Su nombre era el de todas las mujeres, y lo hace disparando: “Que conste que en Barcelona no actúo en el Palau de la Música. Lo hago conscientemente, pues ese recinto ha perdido todo valor, últimamente allí actúa cualquiera”. Para no dejar roma su lengua, Loquillo le saca punta, “Cataluña es cada vez más provinciana y se está cerrando en sí misma. Todos los artistas importantes de allí ya grabamos fuera, incluso Sopa de Cabra”. ¿Será esta la razón de su acercamiento a Madrid? “No lo sé, pero ya tengo cinco discos con Madrid de protagonista, el último el de poemas de Luis Alberto de Cuenca. Lo cierto es que Madrid es muy amplio, se ven las cosas de otra manera y las cosas pasan ahí. Y no es tanto por la ubicación de la industria, sino porque vas a los sitios y la gente está mezclada. En un bar tienes a un poeta, un director de cine y un músico a quienes ha mezclado la ciudad. Eso no pasa en Barcelona”.

De lo que Loquillo se manifiesta hastiado es de lo que él define como sectarismo: “Estamos en unos tiempos en los que parece que has de ser de un lado o de otro, estar en la izquierda o la derecha. Por ejemplo, me han acusado de neoliberal por dedicar un disco a Luis Alberto, que es más o menos lo mismo que llamarme maricón por haber musicado a Gil de Biedma. Hay cosas que me unen a Cuenca, como que somos personajes crepusculares, tenemos una épica similar, nos gustan los cómics y el cine en blanco y negro. Y somos francotiradores. Y como escritor es excelente, habla en nuestro lenguaje de temas como la noche, las drogas y de las mujeres, a las que ambos idealizamos hasta la exageración”.

En lo que Loquillo sigue fiel a su ética callejera es en su forma de trabajar: “Sigo siendo un chaval de barrio que se impone retos difíciles y que siempre ha tenido ganas de entender y aprender. No he ido a la universidad pero me he rodeado de gente que sabe, teniendo claro que en los grupos de trabajo que monto he de ser el peor. Siempre trabajo con gente que es mejor que yo, y si hay alguien peor es que vamos mal”. Loquillo. Desde hace tiempo con Gabriel Sopeña y Jaime Stinus. ¿Mañana?, nada hay escrito en la agenda de nuestro rockero más longevo.

Luis Hidalgo, El Pais

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Ahora/veremos/quien/ha/hecho/deberes/puede/mantener/tipo/elpepicul/20120110elpepicul_7/Tes

About Marc Leprêtre

Marc Leprêtre is researcher in sociolinguistics, history and political science. Born in Etterbeek (Belgium), he lives in Barcelona (Spain) since 1982. He holds a PhD in History and a BA in Sociolinguistics. He is currently head of studies and prospective at the Centre for Contemporary Affairs (Government of Catalonia). Devoted Springsteen and Barça fan…
This entry was posted in Music. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s